Uncategorized

Así evolucionarán los humanos si siguen pegados al teléfono

En la actualidad la mayoría de las personas tiene un teléfono celular “inteligente” y lo considera indispensable para permanecer todo el tiempo conectado, literalmente, con el resto del mundo, ya que estos aparatos, con ayuda de las redes sociales son un importante vehículo de información a nivel global.

Si salimos a la calle, podremos notar cómo las personas se han enajenado con estos objetos, cuyo uso constante puede producir repercusiones en la salud: ¿cuál es nuestra postura al mirar un teléfono celular? Cabeza agachada y, probablemente, espalda encorvada, ¿verdad? Pues estar mucho tiempo en esta posición puede producir dolor crónico en los músculos y deformación de los huesos de la columna vertebral.

Además, al estar mirando el teléfono a una distancia tan corta, la luz que éste emite daña la retina.


Por si no fuera suficiente, podemos recordar los datos que Mayim Bialik, la científica y actriz de The Big Bang Theory, compartió hace poco en redes sociales, quien comentó que, además de una distracción segura proporcionada por tener el teléfono celular cerca, se comprobó que las personas, incluso, mostraron signos de ansiedad.

Mucho se ha hablado también de que la radiación emitida por los celulares podría ser cancerígena; no se tienen pruebas fehacientes de ello, sin embargo, habría que tener precauciones al respecto.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar